Noticias de Mendoza: Diario los Andes. “La vacunación será obligatoria y no requerirá del consentimiento de los padres como ocurría hasta ahora”

La provincia colocará de manera obligatoria las vacunas del calendario oficial sin consentimiento de los padres. Es por una ley nacional

La directora de Inmunizaciones de la provincia, Iris Aguilar, negó que se vayan a aplicar sanciones a los padres que no quieran vacunar a sus hijos.
Esto luego de que el ministerio de Salud de la provincia anunciara la semana pasada que a partir de este ciclo lectivo la inoculación de las vacunas incluídas en el calendario oficial será obligatoria y no requerirá del consentimiento de los padres como ocurría hasta ahora. En dicha información se señalaba la posibilidad de sanciones para quienes no cumpliesen. 
La obligatoriedad hace referencia a la ley N° 22.909 de setiembre de 1983 que pone el bien social por encima del derecho individual, detalló Aguilar.
Pero “en la ley no están estipuladas sanciones, allí está contemplada como última instancia la vacunación compulsiva”, explicó, aunque subrayó que la intención es no llegar a esa instancia.
El artículo 11 de la norma destaca: “Las vacunaciones a que se refiere esta ley son obligatorias para todos los habitantes del país, los que deben someterse a las mismas de acuerdo a lo que determine la autoridad sanitaria nacional con respecto a cada una de ellas. Los padres, tutores, curadores y guardadores de menores o incapaces son responsables, con respecto a las personas a su cargo, del cumplimiento de lo dispuesto en el párrafo anterior”.
Actuará la Justicia
Se está trabajando en la elaboración de un protocolo para definir cómo se procederá y a partir del cual se capacitará al personal sanitario.
De todas formas la funcionaria pudo anticipar que en caso de negativa por parte del padre se dará intervención a la Justicia. 
“La ley de protección de los Derechos del Niño, en su artículo 30 marca que el personal de salud que nota que se vulnera un derecho de un niño tiene que notificarlo a la provincia porque si no se considera cómplice por omisión, lo cual no es un tema menor (…) se buscará  convencer o intimar pero la vacunación compulsiva sería la ultima opción (pese a que está contemplada en la ley)”, explicó. 
Antes del día de la vacunación se comunicará a los padres que se procederá a hacerlo en los colegios. Cuando el vacunador llegue y se encuentre con un niño al que sus padres no quieren que se vacune éste deberá informar tal cosa al órgano administrativo local que se haya designado para controlar la aplicación. Se tratará de un área ya existente aunque aun no se ha definido cual. 
Este órgano informará a la Justicia que citará a los padres o tutores para que expliquen su posición o si han decidido que la vacuna se aplique en el sector privado.
En caso de persistir en su postura se dará intervención a la Justicia de Familia para que siga el caso. 
La decisión de dar cumplimiento efectivo a una ley de hace casi 35 años obedece a la intención de lograr abarcar con las vacunas gratuitas incluidas en el calendario oficial a una pequeña proporción de la población que no accede, según detalló Aguilar. 
“Surge a partir de la perspectiva de algunas personas que deciden no colocarlas porque eligen otro estilo de vida (…) no se puede pedir consentimiento para algo que es obligatorio, entonces pensamos en las herramientas que tenemos”, destacó. 
Por Verónica De Vita – vdevita@losandes.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.